Mejillones de bouchot con ajo, hierbas y vino de uva godello

17.80 € - 1/2 ración: 9.50 €

Estos mejillones reciben el apelativo de bouchot por el método de cultivo llevado a cabo en la bahía de Mont St. Michel, en el norte de Francia, por el que la cría de la larva de este molusco se coloca en un hilo de coco, desde donde pasa a unos palos de madera (en francés denominados bouchot) que se clavan en la arena del mar. Allí se desarrollan estos mejillones hasta conseguir el tamaño deseado, para lo que emplea un tiempo de entre 12 y 18 meses.

En aquella bahía, las constantes subidas y bajadas de la mareas hacen que el mejillón alterne el tiempo de su crecimiento sumergido en el agua y al aire libre. Este factor, junto a las características del suelo y las aguas en la zona, resultan decisivos para la calidad del mejillón. Los cuidados de limpieza y purificación al que se somete el molusco tras su recogida terminan por redondear un producto con un sabor y una textura única y excepcional.

En Lakasa consumimos unos 90 kilos de mejillón a la semana, en dos entregas que llegan en un tiempo inferior a 48 horas desde la salida de aquellos caladeros hasta su llegada a la cocina. 

En el vídeo de la parte superior mostramos al detalle el origen de este tipo de mejillón y el porqué de su calidad.

mejillon600

Con la apertura de la temporada, entrevistamos, vía email, a Stéphanie Ménard, la jefa de relaciones de Moule Morisseau, la empresa que nos suministra los mejillones, para conocer las últimas novedades de este molusco para la temporada.

 

  • Cómo viene este año la temporada del mejillón de bouchot Morisseau.

Como cada junio, a mediados de mes, empezamos la temporada de este mejillón. Durante este último año hemos sufrido fuertes corrientes que afectaron mucho a las mareas. Nuestro marineros "Morisseau" han tenido que llevar a cabo un duro trabajo en las líneas de Bouchot para mantaner la calidad del mejillón. En cambio, el último golpe de calor ocurrido en el último mes ha favorecido al crecimiento de la carne en el interior del mejillón. Estamos optimistas de cara a la temporada: monsieur mejillón ya nos aguarda en el "Pieux de Bouchot".

  • Ayúdanos a presentar estos mejillones a los comensales de nuestro restaurante.

Es un mejillón único y refinado. Bouchot, en contra de lo que la gente cree, no es una ciudad ni una especia, es una manera de criar los mejillones. Se crían sobre una cuerda de coco, enrollado en un "pieu de Bouchot", para `pasar posteriormente a un tronco de  madera que se planta en el mar donde permanecerán al menos un año. Decimos que los mejillones Bouchot Morisseau, de la bahía del Mont Saint Michel (Bretaña) son únicos por el cuidado exhaustivo de los "pieu", por su ubicación privilegiada y por la posterior selección en nuestras instalaciones.

  • Por qué estos mejillones poseen esa textura tan especial.

Diferentes elementos favorecen el crecimiento y le calidad en este mejillón: la bahía del Mont Saint Michel posee un suelo en donde abundan las algas, que le aporta a su carne ese color anaranjado tan característico. El método de cria, sobre el Bouchot (Pieu de madera donde crecen los mejillones), le aporta a su sabor unas notas dulces muy agradables con toques ligeramente a madera.

  • Háblanos de la importancia del tamaño en el mejillón.

El tamaño legal según la AOP  para un mejillón de Bouchot es de 40 mm, con 30% de carne, en comparación con el 20%  que ocurre en España.

  • Hasta qué fecha disfrutaremos de este mejillón.

Los mejillones Morisseau estarán en la mesa hasta finales de diciembre.

 

Y como es habitual, los mejillones también tuvieron su espacio en la radio: 

Nº de comensales:

Tiempo requerido:


Ingredientes para hacer Mejillones de bouchot con ajo, hierbas y vino de uva godello

  • Mejillones
  • Ajos ecológicos
  • Vino blanco de uva godello
  • Estragón
  • Salvia
  • Hierbabuena
  • Albahaca

Mejillones de bouchot con ajo, hierbas y vino de uva godello paso a paso

  1. Antes de su elaboración, pasamos los mejillones por un chorro de agua para eliminar todas las impurezas adheridas que traiga; las barbas también las retiramos; los reservamos.
  2. A la hora del pase, en una cacerola amplia, doramos los dientes de ajo en el aceite; añadimos los mejillones y le damos una vuelta al conjunto; sumamos un chorro de vino blanco y tapamos la cacerola; al momento de abrirse los mejillones ponemos las hierbas y damos otra vuelta, antes de pasarlos a una fuente.
Usamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras. Uso de cookies.